Madrid – El Preso de la Isla Planesia

…en el archipielago de la emetreinta

Las obras en Planesia

Planesia está constantemente en obras. Planesia y el resto de islas del condado.

El otro día, un folletín local que unos seres extraños vestidos con una estupida gorra roja te reparten en el embarcadero de los botes de remos, lo destacaba en su portada. En el condado hay tantas obras y zanjas que si se pusieran todas en línea recta, llegarían hasta la isla gaditana y volverían. Y tal isla está a muchas leguas de viaje. Ahí no llegas en barca de remos ni de coña.

Pero las obras no se detienen ahí. También las hay en los túneles subterráneos. Además estas son obras traicioneras. Se habla de planesianos que están encerrados en la línea de subterráneo 6, esperando a poder amarrar en algún lao.

El otro día iba en lancha planeadora de isla a isla, cuando el planeador me preguntó que si ibamos a planesia por isla fuencarrala o por isla dolonesia. Saqué mi sextante, y le dije: por fuencarrala. Pero fue mala idea, porque por isla arguesa hay obras por doquier. En concreto, era una obra muy útil, para instalar un sistema pivotante coaxial de furrulación sistemática. Algo que repercutirá evidentemente en el bien de la humanidad.

Por cierto, quiero aclarar que si no has entendido el párrafo anterior no te preocupes, tampoco nosotros entendemos muchas de las obras que hay por aquí.

Estos días, el condado ha estado muy agitado por la proximidad de la llegada de los reyes magos. Aquí los reyes magos no vienen en navidad, sino que aparecen cada cuatro años. Por eso se ponen todos firmes y hacen zanjas donde pueden. Se rumorean casos de espontáneos que cogían un pico prestao al vecino y se bajaron debajo de su casa a abrir una zanja.

Los reyes magos aquí dejan los regalos en las zanjas. Así que todo el que tiene mando en plaza, ordena hacer un bujero por el bien de la comunidad.

Pero por si acaso eso no es suficiente, ya está todo el archipiélago inundado de carteles que amenazan a los reyes magos en diferentes idiomas: “sabemos dónde vivís, preparáos”, y encima una llama sobre fondo rojo, pa indicarles a dónde van a ir si no hay regalito: “al infierno”. En la parte inferior, se indica la cifra en millones de maravedíes que tienen que dejar en total en las zanjas.

Os voy a dejar, porque mañana tendré que hacer unas maniobras Kaspersky extras. Mañana tengo cita con un par de ñús del diablo que tengo que despiojar y ya me he puesto la cota de malla.

posted by Pietro in Está pasando and have Comments (4)

El transporte público al trabajo

Como buen preso, estoy condenado a trabajos forzados. ¿Aunque qué trabajo no es forzado cuando tienes que pagar facturas?

El sistema de transporte es muy bueno, unos barcos a remos, en los que todos tenemos que remar. Realmente tenemos dos opciones: pagar casi 60 maravedíes dorados o coger un remo y ale ale.

El ale ale no nos gusta mucho a los Planesianos (bueno, yo soy de Túnez, pero eso lo contaré otro día), así que pagamos todos con mucho gusto.

Hace un par de días, uno de nosotros intentó alcanzar la costa a nado. Decía: “El secreto consiste en que, cuando te canses de nadar, te haces el muerto un rato, y vuelta a empezar“. No sabemos si llegó o está aún haciendo el muerto por ahí. Las últimas apuestas le daban 100 a 1 a que estaba en algún bar de la Isla Latina tomando cañas.

El sistema de comunicación es completamente subterráneo. Al principio por lo visto construyeron túneles desde Isla Planesia a la península, pero tenían muchas fugas, y al final se han convertido en ríos subterráneos, por los que pasan cientos de barcas de remos, de todos los tamaños.

El deporte nacional de Planesia es el “yo llegué primero arriba”, más conocido por su nombre corto: “ya llegué yo primero“. No dan premios ni nada de esto, pero uy lo que nos podemos reir.

Decir de nuestro deporte nacional que es un deporte popular es decir poco. Lo practicamos todos, independientemente de la edad o condición física. Todos los emetreinteños se vuelven locos practicando el ya llegué yo primero.

Primero, hay que elegir el bote más cercano al túnel de salida, porque en el puerto paran varias barcas de remos seguidas, y no todas los puertos tienen la misma salida en el mismo sitio. Sólo los expertos jugadores saben escoger los sitios más estratégicos. Es como en las maratones: primero salen los profesionales, y luego van los menos profesionales. Pues esto igual.

El segundo paso es ejecutar correctamente la maniobra Kaspersky, y por último, correr hacia las escaleras de caracol más cercanas a la salida.


Ticket de ida y vuelta Planesia - Altocuello

Todos (niños, mayores, cojos, mancos, tuertos, abuelos en sillas de ruedas e incluso alguno que no tiene ni brazos ni piernas y se impulsa con su barbilla). Todos – repito, TODOS – juegan a este deporte nacional. No tengo fotos de este deporte, porque si te descuidas, viene un hombre malo y te quita los pantalones.

En mi próximo apunte a este diario, hablaré de los hombres malos…

La maniobra Kaspersky se les enseña a los niños antes incluso que el abecedario. Consiste en ponerse de espaldas al bote de remos, colocar ambas manos en la puerta superior del barco, luego los pies en la plataforma, para después empujar con el culo todo lo que se pueda, hasta hacerte hueco entre los demás usuarios del bote. Es el eje de El “yo llegué primero arriba”.

Perdonad, pero hoy he tenido un día hasta arriba de despiojar ñus, así que mejor continúo en otro momento, hablando de las normas de este deporte, de la maniobra kaspersky y de los ñús y de Pablo Duno Tersal…

…otro día

Mientras tanto, se agradecen todos los comentarios o preguntas que queráis hacerme sobre Planesia y el condado de la emetreinta.

posted by Pietro in Transporte and have Comments (4)