Las obras en Planesia

Planesia está constantemente en obras. Planesia y el resto de islas del condado.

El otro día, un folletín local que unos seres extraños vestidos con una estupida gorra roja te reparten en el embarcadero de los botes de remos, lo destacaba en su portada. En el condado hay tantas obras y zanjas que si se pusieran todas en línea recta, llegarían hasta la isla gaditana y volverían. Y tal isla está a muchas leguas de viaje. Ahí no llegas en barca de remos ni de coña.

Pero las obras no se detienen ahí. También las hay en los túneles subterráneos. Además estas son obras traicioneras. Se habla de planesianos que están encerrados en la línea de subterráneo 6, esperando a poder amarrar en algún lao.

El otro día iba en lancha planeadora de isla a isla, cuando el planeador me preguntó que si ibamos a planesia por isla fuencarrala o por isla dolonesia. Saqué mi sextante, y le dije: por fuencarrala. Pero fue mala idea, porque por isla arguesa hay obras por doquier. En concreto, era una obra muy útil, para instalar un sistema pivotante coaxial de furrulación sistemática. Algo que repercutirá evidentemente en el bien de la humanidad.

Por cierto, quiero aclarar que si no has entendido el párrafo anterior no te preocupes, tampoco nosotros entendemos muchas de las obras que hay por aquí.

Estos días, el condado ha estado muy agitado por la proximidad de la llegada de los reyes magos. Aquí los reyes magos no vienen en navidad, sino que aparecen cada cuatro años. Por eso se ponen todos firmes y hacen zanjas donde pueden. Se rumorean casos de espontáneos que cogían un pico prestao al vecino y se bajaron debajo de su casa a abrir una zanja.

Los reyes magos aquí dejan los regalos en las zanjas. Así que todo el que tiene mando en plaza, ordena hacer un bujero por el bien de la comunidad.

Pero por si acaso eso no es suficiente, ya está todo el archipiélago inundado de carteles que amenazan a los reyes magos en diferentes idiomas: «sabemos dónde vivís, preparáos», y encima una llama sobre fondo rojo, pa indicarles a dónde van a ir si no hay regalito: «al infierno». En la parte inferior, se indica la cifra en millones de maravedíes que tienen que dejar en total en las zanjas.

Os voy a dejar, porque mañana tendré que hacer unas maniobras Kaspersky extras. Mañana tengo cita con un par de ñús del diablo que tengo que despiojar y ya me he puesto la cota de malla.

Pietro Escrito por:

4 comentarios

  1. 19 agosto 2005

    […] no quería conversación. Varias veces intenté hablar de los temas más diversos: el tiempo, las obras en los canales… cosas que hacen maravillas incluso con el remero más cerra […]

  2. 30 mayo 2008

    Me gustan los cambios!!!

    Bonito futuro

  3. 2 junio 2008

    Me gusta tu web, la he descubierto hace poco y la verdad es que mola bastante. Un saludo!

  4. 2 junio 2008

    Pues ya sabes, a suscribirse 🙂 !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.