El hombre que cambió el olor de las cosas

Este era un hombre al que hace mucho tiempo todas las colonias que olía le recordaban un mismo olor. Daba igual que una colonia tuviese olor a canela, otra a vainilla, a mandarina, porque a él todas le olían igual.

Se compró una colonia, aunque el olor de la colonia le daba un poco igual, porque todas le olían igual. La usó bien poco, porque le parecía que hasta el ambientador de su cuarto de baño olía igual. Incluso dejó de usar suavizante, porque todos eran iguales.

Olor

Un día cualquiera subió a un autobús cualquiera. Una mujer pasó a su lado, y él olió la colonia de su pelo. Entonces, tras dejar el portátil en el suelo, entre sus pies, y defendiéndose como podía de la fuerza centrífuga en las curvas con una mano agarrada en la barra, con la mano libre escribió un mensaje en su teléfono: «Acabo de entrar en un autobús y alguien llevaba puesta tu colonia. Me he acordado de tí».

Llegaba ya el autobús a su destino cuando recibió la contestación: «siento que te pasase eso. Qué colonia es la que llevaba? tienes buena memoria.»

Escribió otro mensaje para responderla, aunque nunca llegase a enviarlo:

«La verdad es que he decidido olvidarte. Creo que empezaré por tu colonia».

Pietro Escrito por:

7 comentarios

  1. Meiko
    30 marzo 2006

  2. 4 abril 2006

    Pobre hombre… No sabe que es IMPOSIBLE olvidar un olor. Se graban directamente en la memoria RAM.

  3. Pietro Occhiata
    24 mayo 2006

    El que se pica… los ajos…

  4. 9 diciembre 2006

    Quizás fue un poco radical y extremo, decidió practicamente perder el olfato para olvidarse de ella, pero si fue efectivo, bienvenido sea. Fue divertido.

    Saludos

  5. Pietro Occhiata
    13 diciembre 2006

    Esto… bueno, creo que lo que hizo fue perder la asociación de un olor a una persona. No te ha pasado esto a tí?

  6. 21 febrero 2007

    me parece excelente el descenlace,,es un olor eterno el que nos deja, pero todo se olvida al despertar…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.