El cuento que quiso ser poesía

Tengo un cuento que quiso ser poesía.

Quería rimar, ajustarse a una métrica.

A un ancho de línea.

Quería cambiar sus párrafos por versos.

Soñaba con ser leído con calma, memorizado.

(¿Nadie memoriza un cuento, no?)

Soñó con alguien recitando sus sílabas al oído de otra persona…

Por esto, recortó sus párrafos.

Adelgazó todos los días una letra, una sílaba.

De aquí quitaba un verbo, otro día, el complemento indirecto…

Al final, descubrio que no podría ser poesía.

Que tan sólo sería un cuento.

Este cuento

Pietro Escrito por:

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.