El Colectivo Avocado – Plantando aguacates allá por donde vamos.


27 January, 2010

Training

Category: OsKar – Oskar 11:49 pm

Supongamos que te acostumbras a vivir la vida coartando tus pensamientos, que decides que no merece la pena darte importancia porque al final el resto del mundo identificará que haces bien y que haces mal.

Tu vida se basa en valores que has encontrado en libros y películas dirigidas y escritas por triunfadores que admiras y en los que te basas para afrontar algunos problemas. Llevar la contraria se transforma en una sensación incómoda que evitas llevar a cabo excepto con personas con las que tienes una gran confianza.

Reconoces tus errores y tu espíritu crítico te lleva a veces a parecer culpable de situaciones que realmente otros han provocado. Eres un buen “brown consumer”, te esfuerzas por que todos te entiendan y por eso repites las cosas una y otra vez a gente que se acostumbra a apoyarse en tu sentido de la responsabilidad.

El tiempo pasa y te encuentras atrapado en tu papel, cada vez das menos pasos y tomas decisiones más inflexibles que los demás critican porque les resulta cansado pensar que alguien es capaz de ser tan estricto con sus valores. Tú también te agotas, pero sigues adelante, porque crees fundamentalmente en ti y en que los que realmente están a tu lado te valoran.

Te encierras durante todo el tiempo necesario para trabajar, te quedas solo porque necesitas enfrentarte a ti mismo, te planteas que tu meta es descubrir quien eres y luego poder valorarte sin miedo a equivocarte.
Llega un día en el que logras cumplir uno de tus objetivos, estás cansado, estás hecho polvo, piensas que es mentira que todo acabará en breve.

Una vez que llegas a ese punto ya estás preparado para seguir adelante. Ya no necesitas demostrarte nada. Ya sabes quien eres y lo que eres capaz de hacer. El resto del mundo no puede hacer otra cosa que seguir dando vueltas alrededor de sí mismo.

26 January, 2010

Cosas que contar tras tanto tiempo

Category: OsKar – Oskar 10:27 pm

Debería hacer un update de mi perfil tras tanto tiempo, después de todo dos años en silencio dan para muchas cosas. Tengo ganas de volver a escribir me dispongo a retomar este blog.
Primero: este es mi post 100 y me comprometo a escribir otros 100.

Segundo: cualquier referencia a lo escrito anteriormente me obligaría a volver a leerlo, opción descartada.

Tercero: No es necesario que comentéis lo que digo aquellos que me leáis, aunque cualquier comentario será bienvenido y agradecido.

Cuarto: Mi siguiente post será sobre los hoteles, esos grandes lugares en los que todo puede pasar o no pasar.

La vuelta ha llegado, veamos lo que he cambiado.