El Colectivo Avocado – Plantando aguacates allá por donde vamos.


22 June, 2005

Por unos miserables centimos (II)

Category: Colaboraciones – Viktor 8:39 pm

Por unos miserables céntimos (I)

Voy hacia él, tras explicarle el problema me comenta: ¿Seguro que has metido bien la tarjeta?, joder, ni que fuese muy complicado, pues claro que la metí bien. Desconfiando de mí, se dirije hacia la máquina maldita a repetir la misma operación con idéntico resultado “Error al pagar el ticket”. Me sugiere que pruebe en el cajero de la calle y saque dinero allí. Me dirijo, introduzco la tarjet y “Error en la tarjeta” (tercer vuelco del corazón), observo como la banda magnética esta totalmente rayada, normal que no lo lea.

En ese momento pasan por mi cabeza numeras ideas, contrarrestadas por mi conciencia:

  • Pegarle un puñetazo al cajero y que salten los billetes. Oh no, hay cámaras grabando.
  • Irme a casa a pata y venir mañana a recojer el coche con más dinero. Luego te tendrás que quitar el cuchillo de la espalda tras la clavada a la hora de pagar.
  • Aprovechando la situación, irme de juerga y quitarme las penas. Ya iré mañana a recojerlo. Idiota no tienes casi dinero, sino habrías pagado el ticket.
  • Pagarle al encargado con algún favorcillo como… Ah no Viktor, por ahí no pasamos.

Y todo esto por unos miserables céntimos. Desolado vuelvo donde había dejado al encargado y le explico la situación. Y cuando menos esperaba una solución, el hombre me la da. Como buena persona me dice que pruebe un ticket con 1,50€ para asi rebajar el pago y que me llegue con el dinero. ¡Funciona! Un gran peso se queda en esa máquina hija de satanás. Después de darle mil gracias, corriendo con el ticket se salida, embarco en el vehículo poniendo rumbo a puerto propio.

Lo curioso es que al salir del restaurante nos dimos cuenta de una plaquita a la entrada que decía “Parking gratuito para nuestros clientes”. Grrrr.

FIN.

21 June, 2005

Por unos miserables centimos (I)

Category: Colaboraciones – Viktor 7:39 am

Como han comentado recientemente, las historietas sobre el coche dan para mucho.

Este último viernes celebrábamos cena de equipo en un restaurante más o menos céntrico y tenía pensado regresar en cuanto acabase la cena pues debía madrugar al día siguiente. Primera duda, ¿cómo me desplazo hasta allí?

¿Andando? Mejor que no, no apetece patearse una hora para ir y otra para volver. ¿En bus? Buena idea, pero a la vuelta ya no hay y volvemos al problema de patearse media Zaragoza a esas horas.

¿En coche? Bingo, como no beberé no hay problemas a la vuelta pero ¿y el aparcamiento? Uff, tal y como era la zona por ahí saltaban bastantes desconfianzas de dejarlo en la calle. En vez volver yo en el coche, el coche volvería en mí ya que había riesgo de que sólo quedara la guía Campsa. En el mapa observo que hay un parking de pago a 5 minutos andando. Perfecto, ya tengo solucionado el transporte.

Llegan las 22:00, hora de la cena. Entramos, saludos, bromas, “Ey, ¿cómo va eso?”, lo típico. Tic tac tic tac. Hora de cerrar el restaurante tras quejas de los vecinos de arriba, 02:00 en el reloj. Los compañeros se bajan a una zona de bares próxima mientras yo y mi fuerza de voluntad nos dirigíamos al parking para la vuelta a casa, aunque creo que sólo iba la fuerza de voluntad ya que mi ego pedía juerga.

Bajo las escaleras del parking y enfrente del cajero autómatico me dispongo a pagar el ticket, lo saco del bolsillo y ¡sorpresa! El ticket doblado el múltiples trozos desiguales, ¿por qué no lo guardaría bien en la cartera? Bueno haber si lo reconoce la máquina. Lo introduzco y… bien lo acepta, “Total a pagar: 5,60€”. Ala, a rebuscar en el monedero, observando incrédulamente como sólo hay 5,30€ (primer vuelco del corazón). Caaalma, echo mano de la tarjeta y “Error al pagar el ticket” (segundo vuelco del corazón). Caaalma de nuevo, seguro que esta máquina es meticulosa con las tarjetas, preguntaré al encargado.

19 June, 2005

asi que has ido a la contramanifa!!

Category: Colaboraciones – Periko 12:34 am

Conversación del msn:

a) Por supuesto… ahí me verías, gritando: zapatero mentiroso, a tus zapatos y eso de maricones al paredón

a) Luego empezamos a emocionarnos y empezamos cantando canciones de misa….

a) En la arena he dejado mi barcaaaaa

a) y luego ya la gente se le fue la pinza y acabamos cantando el banderas al viento… para terminar con el cara al sol

a) pero bien cantao,

a) así, tós firmes

a) con dos cojones y el amor patrio pero que nos estallaba en el pecho

b) qué bonito…

a) en el que bordaste en rojo ayer

b) qué bonito, no sigas que me emociono. Si franco viviese para ver esto…

a) Si viviese tendría 112 años, amigo, a ver si no dices gilipolleces, maricón.

(escrito por alguien que se la pela el matrimonio de homosexuales, pero nota que está hasta los huevos de esta sociedad, de el día de hoy, y de todo en general).

17 June, 2005

Momento ITV (II)

Category: Colaboraciones – Lourdes 1:51 pm

Segunda y última entrega de la historia enviada por Lourdes.

La siguiente prueba es la de las ruedas. Los coches tienen ruedas, para moverse y tal, a mí me parece una chorrada porque una vez, hace mucho, mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana, tenían unos coches mazo chulos sin ruedas ni nada, que iban por el aire y los conducián seres verdes y niños raros que luego se enamoraban de una princesa y acababan con la voz reventada por el orujo y siendo malos malosos (Nota mental 2: comprar helado) … :-|

Operario 2: Un tío guapisisisisisimo, cachas, todo depilado, con gomina, debería trabajar de top model. No es normal, este chico puede ser el hombre de mis sueñossssss…

O2: Qué coche más divino de la muerteeeeee

Y: :-| (Nota mental 3: Él es la chica del autolavado, avisar a mis amigos para que se anden con cuidado)

Se subió en el coche y puso las ruedas (primero las delanteras y luego las traseras) sobre un rodillo… por lo visto era para comprobar los frenos… y yo mirando semejante desperdicio, con lo que le podría hacer yo a éste, le iba a comprobar todo, todo, todo. El coche ante estas pruebas tiende a resistirse, yo creo que se las hacen para que se estropee antes y te compres otro o lo tengas que llevar a arreglar, según sales llaman a sus colegas los de los talleres y les dicen “Ahi te va otro, este se ha quedado sin amortiguación Manolo”. El chico este se notaba que lo hacía porque le molaba el traquetreo, no pude evitar pensar que si le tocaba medirme el aceite quizás comparara los niveles del coche con los suyos propios (Vale este chiste es pelín malo y cruel, no reirse).

Pasada esa prueba me deja el coche y debo adelantarme y ponerlo sobre un enorme hueco en el que hay otro operario…

Operario 3: Ese peazo de fulano que mide un metro cincuenta, y que cuando habla no se le entiende, y que trata de ser amable pero no puede porque como nadie le entiende se encabrona.

La prueba consiste en dar volantazos cuando te lo dice el señor este tan singular.

-O3: Gir tod la direch
-Y: (¿Le habrá escuchado el cuello de la camisa?) ¿Perdone?.
-O3: Q gird tod q pd rch
- Y: …
-O3: A LA DERECHA, BONITA

Uy, bonita, me ha llamado bonita, todavía se la gana. De todos modos pensándolo mejor el hobbit este decide si el coche vale o no para circular, le dejaré con su tesssoro. ¡¡Y venga a bambolear el coche!!… ¡¡eso parecía el anuncio del Opel Meriva!! Pero vaya mierda de frenos, ¿no?

Todo empieza, todo acaba. Llega el que te dice si tu coche pasa o no la ITV. Te lo dicen por grupitos, es como las nominaciones de los reality shows. Allí llega el hombre con la carpeta. Estamos todos compartiendo esa tensión por la incertidumbre.

-Hombre de la Carpeta: A ver, ¿Ramirez?, bueno, los frenos bien, anda un poco alto de gases pero las luces apuntan a Cuenca, lo siento pero… NO PASAS LA ITV.

Silencio, alguna palmadita en la espalda, ya será la próxima, Ramirez se va con la cabeza gacha y sin su pegata de colores. Y así dan el veredicto uno tras otro. El turno del chavalito del claxón, la pasa; “QUE PAAAAAAAAASSSSSAAAA, mi buga mola ¿que no?”, no puede ser, es injusto, Ramirez es mejor persona y ha convivido mejor con nosotros, NO ES JUSTO.

Al fin mi momento, esto es lo que llevo esperando todo el día.

- HdC: Señorita, muy bien los gases y los frenos, la dirección anda un poco mal, pero no va a ser problema para que… SI PASAS LA ITV.

GUAUUUU, sí, sí, sí. Tratas de mantener la compostura, pero lo lograste, la ITV es tuya, hasta el año que viene. En fin… que he conseguido la pegatina verde, aunque también me han dicho que el pobre Polo pierde un poco de aceite… tendré que llevarle a festejar el 28 junio…

FIN.

Momento ITV

Category: Colaboraciones – Lourdes 10:36 am

Esta historia nos la ha mandado Lourdes, una colaboradora valiente que nos manda cosas, no como otros lilas.

El otro día fui a pasar la ITV, era mi primera vez, y mi madre m dijo”Hija, no te pongas nerviosa”. He aquí cómo aconteció todo:

Para comenzar en el taller hay una cola de espanto, gente con la ventanilla abierta, sacándose mocos sin parar y con la música a todo trapo para dejar bien claro que ellos tienen la batería del coche de vicio. Tu llegas y pones el coche detrás del primero que pillas (Hay 20 colas), pero siempre hay quien te mira desafiante.

- Qué, te crees que vas a pasar la ITV.
- … (Miedo).

La cola no avanza, y entonces llega el DJ del claxon a amenizar la fiesta, el tío se planta el último y a los cinco minutos de chunda chunda se pone a tocar el claxon justo cuando llega el SUBIDON, SUBIDON, SUBIDON. (Más miedo)
Al fin llega tu turno, tras pagar en la ventanilla desde el coche, una señora amargada con voz de ultratumba te da un papelajo, y eso es como la gruta del terror. ¡¡Comienza la fiesta!! (Canguis total).

Operario 1: Rey del piercing, fumando un trujas, cara de poker, mala leche, odio…

-Operario 1: ¿Diesel o gasolina?

-Yo: Gasolina (Debe ser el único sitio en el que los coches de gasolina pagan menos…)

-O1: ¿Me abres el capó?

-Y: Así, sin preámbulos… sin conocerle d nada… :? ups, creo q se refiere a la parte d adelante del coche… ¿cómo se abrirá? A ver esta palanca de la izda. … bingo!!. (Nota mental 1: ¡¡QUÉ DE MIERDA TIENE EL CAPO DEL COCHEEEEEEEEEEEEE!!).

-O1: Ponga las luces de posición, ahora las de cruce, las largas, las de emergencia, el intermitente hacia un lado, hacia el otro… El fulano de atrás con el claxon y las gafas de sol sigue el ritmo, “QUE PAAAAAAAAASA”

De repente abre la puerta de atrás( suerte que tengo 5 puertas, que si no es capaz de estamparme contra el volante para pasar…) y se pone a meter mano en el asiento de atrás… ¿pero qué hace? Ahhhhhhhhh, está probando los cinturones…

-O1(desde atrás del coche): Pise el freno… Ponga la marcha atrás… Póngase el cinturón… Ahora si quiere esta prueba se la paso yo

(No sé, a qué vino eso, se ve que como el asiento del conductor era el único que le quedaba por probar…)

Y entonces llega la medición de gases, cogen a tu vehículo y le meten un tubo largo por el tubo de escape, “No pienses, no pienses, Noooooooo”, me imagino lo que pueden hacer estos maromos en los descansos con el palito, mientras se toman el bocata: “Eh Charly, tírate un chusco a ver cuánto das”, “Vale Jonny, pero no me lo metas hasta el fondo como la última vez que me dolió mucho”. (¿Dónde está la chica del autolavado?).

Te dan el papelito con los gases de tu coche y vas a la siguiente. Mirando con cara de miedo al fulano del tubito, a saber donde ha estado metido eso.

Continuará…

16 June, 2005

A contracorriente

Category: Colaboraciones,General РEsto̩stes 11:55 am

Aunque voy perdiendo las malas costumbres, a veces, sólo a veces, pienso, o eso creo yo. Digo lo de malas costumbres porque, siendo griego, tiendo a ser socrático y para mí todo, absolutamente todo, puede ser sometido juicio, sin previo aviso y sin muchas contemplaciones, y esto, últimamente, no es políticamente correcto.

A veces. sólo a veces, me pregunto si realmente algún día se podrá expresar una opinión contraria a la corriente mayoritaria sin sufrir la ira de las masas. Soy consciente de que mi recalcitrante nihilismo puede ser mal entendido, pero nunca admitiré mala intención en él. Vivir en una incertidumbre absoluta y permanente tampoco es fácil. Qué está bien, es justo, es válido o adecuado suele depender del momento, el lugar y la persona que juzga.

Además, para sobrevivir en sociedad, antes o después, claudicas: dejas de rebatir las ideas de los demás, o incluso te callas las tuyas, por no sobresalir, por no ser distinto, por no llevar la contaria o por lo menos, por parecerte un poco a los demás. La otra opción, es la autoexclusión: echarse al monte y volverse eremita. Pero la sociedad actual nos malacostumbra a unos avances técnicos a los que no es fácil renunciar. Quizá por esto, una frase de Kafka me llama la atención desde hace tiempo: “En tu lucha contra el resto del mundo, te aconsejo que te pongas del lado del resto del mundo”.

Y lo peor de todo es que me disgusta reconocer que lleva razón. Al final, lo más práctico, es dejarse llevar por la corriente.